Negocio nicaragüense: Fritanga Nica para comunidad y comida

La familia, la comunidad, la cultura y la tradición es lo que lleva a Alba López, propietaria del negocio local de comida nicaragüenses de Fritanga Nica, a servir a la comunidad de Humboldt una interpretación de la comida de su país de origen.


López emigró a este país en los años 80 con sus tres hijas. López escapó de la Revolución Nicaragüense en su país de origen, en busca del sueño americano.

“Vine a este país sola con mis tres hijas para comenzar mi sueño americano,” dijo López. “Cual que para los inmigrantes no se convierte en un sueño, en muchos casos, se convierte en una pesadilla.”

López siguió a su hija a Humboldt State University por su período de inscripción en la escuela. Trabajó duro haciendo uno a dos trabajos a la vez mientras vendía nacatama les fuera de las tiendas de comida en Eureka.

Lopez ha estado en el negocio desde 2010 vendiendo sus famosos nacatamales. Ella comparte que la gente la reconoce a ella y a su comida. A través de este reconocimiento ha podido vender en lugares como el Centro Henderson, el mercado de agricultores de Fortuna y el mercado de agricultores de Arcata.

¿Qué son los nacatamales?

Según López, la palabra nacatamales tiene su origen en la lengua náhuatl, que es una lengua indiginosa en Nicaragua. Los Nacatamales son pre-españoles. Vienen envueltos en una hoja de plátano con maíz
de maíz y cerdo salvaje dentro. Algunas recetas se han integrado con la cultura africana y han creado varios rellenos dentro del Nacatamale.

López comparte las recetas de su abuela, su gran abuela, que las ha pasado integrando toda la cultura que desciende de la cultura africana. López no se aleja de sus raíces africanas, ya que menciona que su bisabuelo
era afrodescendiente y que la influencia de la comida llega a través de ella.

A pesar de que estas recetas se han transmitido de generación en generación, eso no impide que López combine nuevos sabores y especias basadas en la cultura del condado de Humboldt.

“He integrado una combinación de cultura, una combinación de ingredientes que hace que la comida sea interesante y un paladar sabroso de sabor para esta comunidad,” dijo López.


A través de la progresión de COVID-19, el negocio de López ha podido florecer debido a la falta de vendedores. Esto le ha dado la oportunidad de vender su deliciosa comida en el mercado de agricultores de
Arcata los sábados.

Nacatamales no es lo único que está en el menú. Fritanga Naca ofrece pollo al Jerk al estilo nicaragüense y pupupas al estilo nicaragüense. López comparte que las pupusas son más populares entre los estudiantes y los
nacatamales son populares en los mercados de agricultores.

Avanzando López espera poseer su propia cocina comercial donde puede ofrecer opciones para ir. Actualmente está dedicada a perfeccionar su negocio, comida y recetas. Comunió que su familia, sus hijos y el surgimiento de la comunidad aquí en el condado de Humboldt es lo que la mantiene motivada.

“Quiero que la gente sepa que cuando comen mi comida es la comida de Nicaragua,” dijo López. “La comida de mi cultura y raíces.”

Leave a Reply

Your email address will not be published.