La tensión sigue alta mientras los padres y el personal de Fuente Nueva cuestionan la actuación del APD tras la llamada al 911

Traducido por: Desiree Osornio

  • La Escuela Charter Fuente Nueva celebró un foro comunitario el lunes 3 de octubre con los padres y el personal sobre el registro y el interrogatorio de la APD y la falta de notificación a la escuela.
  • El despachador del 911 llamó a la Iglesia Santa María sin poder encontrar el número de teléfono de Fuente Nueva después de recibir un reporte de un hombre armado en el área. 
  • El director de Fuente Nueva dijo que el APD no notificó a la escuela chárter en noviembre de 2021 sobre una persecución de un sospechoso en la escuela. 7

La escuela chárter Fuente Nueva celebró una reunión del foro comunitario el 3 de octubre sobre el mal manejo del Departamento de Policía de Arcata de una potencial amenaza de arma de fuego el 22 de septiembre. Los padres y el personal también expresaron su descontento con la forma en que el APD trató a la estudiante en prácticas de Cal Poly Humboldt Kathy Zamora.

La directora de la escuela de Fuenta Nueva, Beth Wylie, el jefe de policía del APD, Brian Ahearn, y la gerente de la ciudad de Arcata, Karen Diemer, estuvieron presentes para responder a las preguntas de la comunidad y a los comentarios.  

Informe del 911

“¿Quién hizo la llamada?”, preguntó un padre. Según el Chief Ahearn, una llamada al 911 fue realizada por un trabajador de la construcción que estaba trabajando en la carretera después de que le dijeran que había un hombre con un rifle sentado en el asiento del conductor de un coche en el estacionamiento de la escuela. En realidad no había ningún arma, sólo un lanzador de bolas para perros. 

Otro padre preguntó si la policía había intentado ponerse en contacto con la escuela. “El despachador sí llamó a la iglesia de Santa María”, dijo el Chief Ahearn. Wylie explicó que el sacerdote que contestó al teléfono es un estudiante de inglés y no entendió lo que se decía. 

Cuando se le preguntó por qué el APD no pudo buscar en Google el nombre de la escuela para encontrar el número de teléfono, el Chief Ahearn dijo: “Nuestro sistema no ha sido actualizado. Los nombres deberían haber sido cambiados en 2013”. 

La respuesta de Fuente Nueva

Con respecto a por qué no se notificó a los padres inmediatamente, Wylie sintió que no tenía la información adecuada cuando habló con la policía y en el momento en que Zamora se presentó ante ella después del registro y el interrogatorio. Intentó ponerse en contacto con el APD más tarde ese mismo día pero no obtuvo respuesta hasta el día siguiente a las 7 de la mañana.

Los padres le preguntaron si Wylie tenía algún tipo de grupo de consulta con el que pudiera consultar estas cosas. “No tengo acceso a un equipo completo en un día escolar determinado”, dijo, explicando que su equipo está formado por profesores que habrían estado ocupados trabajando con los niños en ese momento.

Wylie dijo que no fue el estrés de la situación lo que le impidió enviar inicialmente un correo electrónico, sino la falta de información.

Reacción de los padres y del personal

Los padres expresaron su frustración ante la renuncia del jefe Ahearn a responder a algunas de sus preguntas durante la reunión. En su lugar, les invitó repetidamente a bajar a la comisaría, donde afirmó que estaría encantado de compartir más información.

Lizette Santiago López, madre y ayudante de clase, cortó al jefe de policía a mitad de la frase para gritar: “Esto no es una broma. No necesito ir allí. No quiero hacerlo”.

No creía que la invitación del jefe Ahearn fuera a resolver el problema en cuestión y estaba más preocupada por la seguridad de ella misma y de su hijo, que está en el segundo grado de la escuela chárter.

López exclamó que nunca pensó que un incidente como éste le ocurriría a Zamora.

“No me siento segura aquí”, dijo en relación con su seguridad y la de su hijo en la escuela.  

No todos los asistentes tenían el mismo sentimiento. Uno de ellos agradeció al jefe Ahearn su asistencia a la reunión y dijo: “Para mí parece que hubo un error. Sólo quiero decir que me siento aliviado de que esté aquí. Sólo quería que se supiera con toda esta tensión”.

La tensión aumentó a medida que se fueron revelando más capas de las acciones del APD hacia Zamora. Muchos asistentes desconocían lo que ocurrió con Zamora hasta que ella habló de las acciones y repercusiones del incidente por parte de APD durante la reunión.

Responsabilidad de APD:

Los padres y el personal de Fuenta Nueva plantearon preguntas sobre si se tomarían o no medidas apropiadas dentro del APD. El jefe Ahearn explicó que su misión principal es ver qué ajustes hay que hacer en su política para que el APD pueda mantener un ambiente seguro sin inducir el trauma que hubo en este caso. 

Estuvo de acuerdo en que los agentes deberían haberle dicho a Zamora por qué la registraban de inmediato en lugar de haber esperado casi tres minutos.

El Jefe Ahearn declaró que los agentes respondieron de forma adecuada a un informe sobre armas, asegurándose de centrarse en encontrar el arma en el vehículo. Añadió que el vehículo no fue registrado en su totalidad, pero que sí abrieron las puertas y miraron en su interior.

Con respecto a la experiencia de Zamora, el jefe Ahearn dijo: “Si ella dijo que su acercamiento fue demasiado agresivo, entonces debemos solucionar eso”.

“Había seis hombres con armas y chalecos en mi campus. Estaban preparados”, dijo Zamora, conteniendo las lágrimas. 

Aunque no estaban presentes en la reunión, el jefe Ahearn dijo que comunicaría estas conversaciones a los demás agentes.

Zamora le criticó por no grabar lo que se decía en la reunión, diciendo: “Nadie está tomando notas. No hay nadie más de la APD”. 

Los asistentes también sugirieron que el APD reciba formación sobre sensibilidad y diversidad. El jefe Ahearn declaró que esto ya está en marcha.

La esperanza del Jefe Ahearn para futuras situaciones es que el despachador alerte a la escuela mientras los oficiales están en camino y que su sistema sea actualizado con la información de la escuela, como su número de teléfono. 

También se planteó la preocupación de que la policía siga llevando un arma por la comunidad. El jefe Ahearn había rechazado una petición de acudir al campus desarmado, lo que, según Wylie, demostraría que el departamento de policía está dispuesto a establecer relaciones con la comunidad al encontrarse con ella a medio camino.

“He estado pidiendo ese tipo de solicitud en varios espacios diferentes”, dijo Wylie. “Y todavía no me ha llegado la respuesta de que un agente esté dispuesto a llegar sin su arma. Así que tal vez no encuentre una resolución con eso”.

Falta de contacto previo

Durante la reunión se mencionó que esta no era la primera vez que el APD ha fallado en notificar a la escuela. En noviembre de 2021, el APD no notificó a la escuela sobre un sospechoso perseguido por la policía a pie y, una vez que el sospechoso se marchó, los agentes se fueron sin comunicar. “Dieron instrucciones de no cerrar y de que todo estaba bien”, dijo Wylie. 

Conclusiones del foro

Wylie reconoció que tanto las conversaciones sobre el incidente mantenidas el 27 de septiembre como el 3 de octubre fueron similares en el sentido de que hubo “una falta de cierre”. 

En cuanto a los próximos pasos del APD, dijo: “Les oigo hablar de cambio y de querer hacerlo mejor y siento que tenemos la oportunidad de empujar eso”.

Títulos en las redes sociales

Fuente Nueva mantiene una reunión el 3 de octubre con APD y los padres discuten los eventos ocurridos el 22 de septiembre. 

La tensión sigue siendo alta mientras los padres

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *