El término “latinx” se encuentra en la encrucijada de inclusión y diversidad

por Frank Rocha, traducido por Fernanda Delgado

El término “latinx” se ha vuelto popular en los últimos cinco a diez años debido a los movimientos sociales y la cultura pop. Latinx fue creado para ser neutral en cuanto al género, pero también para ser más inclusivo para las personas del Caribe, Centroamérica y Sudamérica.

A pesar de que el término legal que describe a la comunidad latina sigue siendo “hispano,” más personas están aceptando latinx como el término apropiado y lo consideran una encrucijada de cultura y diversidad. Sin embargo, incluso el término latinx sigue siendo controvertido.

“No es un término que debamos imponer a todos, todos deben tener el poder para decir, así es como me identifico” dijo Nancy Pérez, profesora asistente de Estudios Críticos de Raza, Género y Sexualidad en la Universidad Estatal de Humboldt. “Y si latinx es un término que nos une para todas estas maravillosas conversaciones, déjalo ser.”

El término latinx es neutral en cuanto al género, y deriva de chicano(s)/chicana(s), y de latino(s)/latina(s). El término continúa evolucionando y creciendo para describir a la comunidad latina, pero no es del todo inclusivo.

“Muchas comunidades indígenas o inmigrantes piensan que el término es muy violento porque aún no incluye la lengua ni la historia indígena, y eso es muy exacto” dijo Pérez. “Muchos académicos afrolatinos están diciendo que el término se está utilizando de una manera anti-afro.”

 Los afrolatinos que se identifican como afro-latinx están encontrando una comunidad que sienten que es más inclusiva con quienes son. Algunos creen que la comunidad latinx no reconoce a los afrolatinos que vienen de América Latina o el Caribe.

El término latinx no sólo ha ofendido a algunas personas, sino que “hispano” no es un término que Pérez, Rosamel Benavides-Garb, Decano Interino de la Facultad de Artes y Ciencias Sociales de HSU, y José Juan Rodríguez Gutiérrez, enlace central de El Centro Académico Cultural en HSU, cree que es aceptable o debe usarse en el campus. Durante el Mes de la Herencia Latinx en HSU, la institución sustituyó la palabra hispano por el nuevo término.

“Para no dejar fuera a ningún país y no ser contrario a toda la definición de latinx, es la razón por lo que lo usamos,” dijo Gutiérrez. “Por eso decimos latinx porque los hispanos no incluyen a todos y eso no es justo.”

El término latinx no se hizo para ser exclusivo, sino más bien inclusivo. Entonces, si alguien más decide elegir otra forma de latinx, es su elección y tiene derecho a identificarse como tal.

“Hispano no es un buen término para nosotros, permítanme decirlo,” dijo Benavides-Garb. “Si realmente escuchas y eres sensible a esta población, entonces tienes dos opciones: latino/latina (plurales en ambos casos) o latinx.”

El concepto de latinx ha evolucionado y ha dado orígen a nuevos términos, como chicanx, que se refiere a los mexicoamericanos que son hombres (chicano) o mujeres (chicana), chican@ (pronunciado Chican-at), la forma binaria de género de chicanx y afro-latinx, que se refiere a personas latinas de ascendencia Africana de América Latina y el Caribe. Latine, es el término de género neutro para latino, la “e” es para ayudar a los hispanohablantes a decir el término más fácilmente que latinx, y para que más personas lo acepten. 

“La ‘x’ es un término inclusivo.” dijo Benavides-Garb. “Algunas generaciones mayores, personas no asociadas con la universidad, personas de la comunidad todavía tienen dificultades para entender el Latinx o “Latino-equis.” 

El término está en su propia evolución y puede extenderse a nuevos términos para las personas que encuentran que latinx no los representa. La aceptación universal de latinx, latinos, chicanos, etc. eliminaría la diversidad en la comunidad latina al generalizar el conjunto. Como el término hispano, que se refiere a toda la población hispana. 

“Latinx está siendo aceptado cada vez más, porque se ocupa precisamente de lo que se trata esta lucha de inclusión y diversidad,” dijo Benavides-Garb. “Creo que es una buena solución en este momento para el lugar en el que nos encontramos, en proceso social de abordar los problemas de justicia social.” 

Los problemas de justicia social e inclusión fueron la razón principal por la que el término ha evolucionado de hispano a latinx en la actualidad. Sin los otros que se opusieron a la generalización de un grupo diverso y la normalización de la sociedad hispana, los términos antes mencionados no hubieran sido posibles. 

“No es sólo tu apariencia, sino tu herencia,” dijo Benavides-Garb. “Puedes ser una persona blanca y latina; es un paradigma cultural.” 

Latinx es un término ampliamente aceptado, pero no tiene la aceptación total de la comunidad latina. Pérez cree que Latinx no debe ser reconocido universalmente y no cree que deba haber un término definitivo que reconozca a la comunidad latina en todo el mundo. 

“No quisiera que fuera universal” dijo Pérez. “La comunidad que se organiza en movilizaciones y movimientos es la que decide dependiendo de su experiencia vivida y por lo que están luchando.”

Los movimientos de justicia social y las organizaciones comunitarias continúan evolucionando y también lo hace el término latinx o cualquier otro término que derive de él. Benavides-Garb cree que latinx, desde una perspectiva diferente, es una manifestación del movimiento por la justicia social. Algunos miembros de la comunidad latina están usando el término para conocer a otros que son como ellos y para encontrar una comunidad que incluya el género y acepte todas las nacionalidades.

“Creo que latinx es un tema de conversación, es una encrucijada en la que podemos unirnos como comunidad y aprender la historia de los latinos/latinas en nuestra comunidad y conocernos unos a otros” dijo Pérez. “Creo que podemos universalizar la experiencia latina.” 

Leave a Reply

Your email address will not be published.