Texas restringe abortos, las leyes de California no cambian

traducido por Fernanda Delgado

El 1 de septiembre el gobernador de Texas, Greg Abbot, firmó el Proyecto de Ley S.B.8, una de las leyes de aborto más estrictas del país. Esta ley prohíbe el procedimiento de aborto una vez que haya latidos en el corazón. Esto ocurre alrededor de las seis semanas de embarazo, un tiempo antes de que muchas personas sepan que están esperando.

Lo que se conoce como “Proyecto de Ley Heartbeat” viene 49 años después del caso histórico Roe contra Wade el cual permite a las mujeres en los Estados Unidos obtener abortos legales y seguros.

“Todos estos hombres mayores están haciendo leyes con sus puntos de vista anticuados,” dijo Isabela Acosta, educadora de política corporal en el Centro de Recursos para Mujeres en la Universidad de Humboldt. “¿Por qué es asunto de alguien lo que hago con mi cuerpo? Necesitamos separar la Iglesia del Estado.”

La firma de esta nueva legislación abre la posibilidad de que pase en otros estados del país. De acuerdo con Planned Parenthood, Florida, Arkansas y Dakota del Sur están listos para discutir prohibiciones similares al S.B.8.

Los casos en los cuales las mujeres quedaron embarazadas como resultado de incesto o violación están incluidos en la nueva ley. Aunque algunas excepciones fueron hechas de acuerdo con el Código de Seguridad y Salud de Texas.

Esta nueva ley también permite a los ciudadanos privados denunciar a quienes ayudan a las mujeres a realizar un aborto. Ya sea que los individuos estén brindando apoyo financiero para hacer el procedimiento o llevándolas a la clínica, ahora están en peligro de ser demandados por ayudar a cometer un aborto como se establece en el S.B.8.

El aborto asegura que la gente pueda tener control de su propio cuerpo, vidas y futuros. Es un procedimiento de salud esencial que es crítico para la justicia racial, de género y económica. Estas limitaciones afectan desproporcionadamente a la gente de color, inmigrantes, gente con discapacidades y aquellos de bajos ingresos.

California aún tiene que implementar nuevas leyes para el aborto y actualmente brinda recursos para las mujeres.

Kiera Silva es una residente de Humboldt quien ha sido una defensora del derecho al aborto por largo tiempo. Ella misma se hizo uno en 2019. Silva planea tener hijos una vez que esté preparada mentamentel, emocionalmente y financieramente.

“No podría haberle dado al niño la mejor vida posible,” dijo Silva. “¿Cómo hubiera sido justo para cualquiera de nosotros?”

Un análisis hecho por el Instituto Guttmacher, informa que la mayoría de las restricciones al aborto introducidas en un solo año fueron en 2021. También informaron que para los 45 años cerca de un cuarto de todas las mujeres en los Estados Unidos habrán tenido un aborto.

Las leyes de aborto se reducen a como el gobierno está tratando de vigilar y controlar los cuerpos de las mujeres. California aún tiene que implementar nuevas leyes para el aborto y actualmente brinda recursos para las mujeres.

Planned Parenthood es un lugar seguro y confiable para muchas inquietudes relacionadas con la reproducción. Una creencia generalizada es que lo único que hace Planned Parenhood es practicar abortos. Cuando en realidad eso es sólo un pequeño porcentaje de lo que hacen. Ofrecen chequeos de enfermedades de transmisión sexual, exámenes de detección de cáncer y servicios para la comunidad LGBTQ+, solo por nombrar algunos.

Bryan Fiallos ha trabajado en Planned Parenthood en Eureka por más de un año como especialista en salud reproductiva. Parte de sus deberes incluyen ayudar con abortos.

“Independientemente de la política y de lo que la gente crea sobre el aborto, es la cosa más linda de ver a una persona con cuello uterino entrar y tener un procedimiento seguro y accesible hecho sin prejuicios,” dijo Fiallos.

Fiallos intenta que sus pacientes se sientan lo más seguras posible y siempre se acerca desde un lugar de cariño y les recuerda que nunca tengan miedo de pedir lo que necesitan. Estos cambios son esfuerzos audaces, especialmente en tiempos de pandemia. Independientemente de que sea por motivos de salud o personales, el único encargado de decidir es la persona que está embarazada.

“Para algunas personas, es una decisión difícil. Para otros, es una decisión muy simple,” dijo Fiallos. “No importa la decisión que tomes, esa fue la decisión correcta en el momento que la tomaste. Cualquier sentimiento que surja antes, durante y después es completamente válido.”

Leave a Reply

Your email address will not be published.