Caravana de amor desde Humboldt a Tijuana

Maestra local de arte visita centros de immigración en Tijuana mensualmente para ayudar a los niños

En un tiempo que se siente frío, Maureen McGarry maestra de arte aquí en Arcata a viajado más que ochocientas millas para calentar los corazones de familias esperando en refugios fronterizos en Tijuana, México.

McGarry, alumna de Humboldt State, combina su amor por el arte y su passion para la comunidad en algo que se llama el Proyecto Piñata. Con la ayuda de Equity Arcata, organizaron un unidad de dulces y recolectaron donaciones, para que en su viaje pudiera traer suministros para los niños para que puedan hacer sus propias piñatas.

Piñatas listas para decorar. Foto por Jose Herrera.

“No tienen país, ni escuelas, y están en un edad donde construyen recuerdos importantes. Yo solo quiero crear memorias positivas que pueden llevarse en el futuro,” McGarry dice.

Recogio las donaciones en el vestíbulo del Ayuntamiento de Arcata y de las casas de los miembros de la comunidad. Después de que su coche se llenó de dulces, papel de construcción en todos colores y otras materiales artesanales, las donaciones hicieron su camino por la costa y se utilizaron para crear un espacio donde los niños y adultos podrían tener un momento de paz a través del arte.

McGarry también trae cobijas, calcetines, y almohadillas menstruales para aquellos que necesitan recursos adicionales.

Los centros de detención en los Estados Unidos prohíben al público acceder a las instalaciones, fue por eso que McGarry comenzó a buscar otras formas de involucrarse en apoyo de los inmigrantes indocumentados.

Ellos no tienen país, no tienen escuela, están en los años donde están haciendo memorias importantes. Yo quiero hacer memorias positivas ellos pueden llevarse hace el futuro.

Maureen McGarry

Ahí fue donde encontró Border Angels, una organización sin fines de lucro que consede en parte en San Diego y Tijuana. Ellos se especializan en tener estaciones de agua para los migrantes que viajan a través del desierto. También trabajan para apoyar a 16 de los 33 refugios en Tijuana a través de “Caravanas de Amor” que es una ruta de distribución que entrega donaciones de suministros como alimentos no perecederos, varios tipos de artículos de tocador, ropa y mucho más.

Hugo Castro, que es miembro de la junta directiva de Border Angels, describe a Maureen como “el espíritu Americano”, un
ejemplo del “Espíritu Americano.”

Maureen McGarry sostiene piñatas hecho en casa. Foto por Jose Herrera.

En su primer viaje, su camión dejó de trabajar durante la distribución. Ya tenía trescientas mil millas en él y en julio, Tijuana fue el último destino. Castro recuerda claramente cómo ella seguía siendo elegante y positiva, sólo preocupada por las donaciones. Agradecidos de que llegaron a los refugios.

“Hoy su camión es el vehículo oficial para la distribución de Border Angels en Tijuana,” dijo Castro.

En Arcata, Maureen espera expandir sus esfuerzos. Ella trata de crear recaudaciones de fondos cada mes, pero cree que a través de una asociación con los estudiantes, Caravanas de amor más grandes pueden salir del condado de Humboldt.

“Ellos son nuestros vecinos y tenemos que ayudar,” dijo McGarry.

Leave a Reply

Your email address will not be published.