Carrito de comida ofrece sabores Camboyanos y Salvadoreños

El carrito de comida une la pasión humanitaria de primera generación de Jennifer Be por la cocina y el estilo de vida

traducido por Ma Salazar

Jennifer Be es una joya escondida en la escena de la comida local.

Puedes encontrarla en Arts Alive! en Eureka cada primer sábado vendiendo tamales y  sándwiches de banh mi de su carrito de comida Casamiento. Si no la alcanzas, Casamiento atiende pedidos tan pequeños como cenas para dos personas o para fiestas de hasta 300 personas.

Jennifer Be hace kroeung en su cocina para preparar y marinar la carne para su carrito de comida internacional, Casamiento. | Foto por Lori Neshovska

Casamiento, que se traduce a matrimonio en español, es dónde comenzó todo el sueño de Be. Después de que sus padres huyeron de la guerra y la violencia de sus países nativos de Camboya y El Salvador, se reunieron en Riverside, California, y se casaron en 1982.

Casamiento es una plataforma para conectar a la comunidad a través de la cultura.”

Jennifer Be, Dueña de Casamiento

Jennifer Be es el fruto de amor de primera generación para sus padres internacionales.

Desde Riverside, Be se sintió atraída por el enfoque ambiental y la cultura comunitaria de Humboldt. Con experiencia en gastronomía, se propuso abrir un carrito de comida en su nuevo hogar de Eureka.

A diferencia del sur de California, este estilo de servir comida es poco común en Humboldt. Su sueño fue recibido con escepticismo por parte de empresarios y funcionarios locales.

“No sabían cómo apoyar un sueño que nunca conocieron,” dijo. “Eso pasa con lo que sea que intentes construir para el cual no hay un plan.”

Cultivos de cultura

Uno de los primeros recuerdos de Be de la intersección cultural de su familia fue un desacuerdo sobre el sabor de los frijoles.

En El Salvador, los frijoles se sirven como guarnición salada. En Camboya, los frijoles rojos generalmente se endulzan y se usan para los postres. Este choque cultural de sabores hizo que se dieran cuenta de que podía fusionar los sabores globales y seguir haciendo justicia a sus culturas individuales.

Be ha allanado su propio camino en el proceso de abrir el carrito de comida Casamiento. Ahora que su visión es una realidad, se enorgullece de saludar a los clientes de Casamiento con un “hola” en español o “ជំរាបសួរ, ” en jemer, el idioma nacional de Camboya, y brindarles comida y cultura.

“Casamiento es una plataforma para conectar a la comunidad a través de la cultura,” ella dijo. “Es importante no impactar a la gente con el cambio, sino más bien mantener su mano.”

Alimentando el alma

En su práctica culinaria, Be casa los sabores y las cocinas de sus países, igual como su pasión por el servicio y la curación.

Ella usa productos orgánicos e incluso está trabajando con Mulligan Farms en Laytonville para cultivar el rábano daikon específicamente para Casamiento. Ingredientes como estos son difíciles de cultivar en el condado de Humboldt, por lo que abastecerse localmente garantiza la calidad para Be y sus clientes.

Cocinar con ingredientes confiables es una prioridad tanto para el modelo de negocio de Casamiento como para el estilo de vida de Be.

“No lo estoy haciendo para ganar dinero,” Be dijo. “Cocino pensando en la salud y para alimentar el alma.”

Mientras la mayor parte de su tiempo se dedica a mantener vivo su sueño de Casamiento, ella alimenta a su ser humanitario interno siendo una voz activa en la comunidad. Es miembro del comité de Womxn Creating Community for Power y ha trabajado con Humboldt Area Foundation, Black Humboldt y Changing Tides.

Las hojas de lima kaffir son uno de los ingredientes principales de Kroeung, utilizado en una variedad de comidas del sudeste de Asia, así como en un marinado para los platillos de carne de Casamiento.

En lugar de renunciar a su sueño, Be aprovecha activamente las oportunidades para colaborar y aprender de sus compañeros ciudadanos y dueños de negocios.

“Dónde la magia vive es en las cosas que no hemos hecho antes,” dijo.

Que esta en el menu

El menú de Casamiento consiste en sándwiches banh mi, nativos de Vietnam, así como tamales salvadoreños.

Los Bahn mis son baguettes cortados a lo largo, rellenos con jalapeños frescos, pepinos, rábano daikon en escabeche y zanahorias, cilantro y carne fresca de la parrilla. Jennifer Be le da un toque personal a la receta de banh mi al marinar su carne en kroeung, una pasta de hierba de limón que prepara desde cero.

Junto con los brotes de limoncillo picados, ella mezcla la cúrcuma fresca, las hojas de lima kaffir, el ajo, los chalotes y el jengibre. La mixtura es una mezcla gruesa y colorida que se usa como base para muchos platos Khmer.

Los tamales son esencialmente una masa de maíz rellena de una banderilla de América del Sur envuelta en hojas de maíz.

Casamiento ofrece los dos platos con carne, como las recetas tradicionales, y tiene opciones veganas para ambos.


Leave a Reply

Your email address will not be published.