¿Trato O Ningún Trato?

Esto es mucho más que un simple muro.

TRADUCIDO POR MA SALAZAR

Símbolo de la lucha contra la inmigración, el racismo y el odio, este muro solo funciona para Trump y sus partidarios. — Vanessa Flores

Un muro fronterizo entre México y los EE. UU. Sigue siendo la principal prioridad del presidente Donald Trump. Lo que parece ser un juego invencible de “Deal or No Deal” entre Trump y los demócratas, sus promesas de un muro permanecen en un caso vacío.

Pero esto es mucho más que un simple muro. Y él no está listo para detener el juego.

Trump lanzó su campaña insultando a los mexicanos: “No son nuestros amigos,” dijo. “Están trayendo drogas. Están trayendo el crimen. Son violadores. Y algunos, supongo, son buenas personas.” Esta fue una campaña basada en el odio, el racismo y la ignorancia; y esta pared es un símbolo innegable de eso.

El presidente continúa contando una historia inventada de una invasión, una crisis nacional, de drogas y delincuentes, en la frontera sur. Él ha solicitado $5 mil millones para un muro, que abordaría claramente sus problemas personales con los inmigrantes.

Sus comentarios antagónicos sobre los inmigrantes no se detuvieron durante su campaña, sino que continuó en la Casa Blanca.

A principios del inicio de 2018, durante una reunión con un grupo de senadores, Trump preguntó: “¿Por qué queremos que todas estas personas de ‘países de mierda’ vengan aquí?” Se refería a Haití, las naciones africanas y El Salvador; Un tema evidente, el presidente, tiene con la gente de color.

Sin embargo, el presidente insiste en que se trata de la seguridad nacional y el bienestar del pueblo estadounidense. Él insiste en que este muro es la solución a problemas que no existen.

Sin embargo, según factcheck.org, las detenciones en la frontera suroeste alcanzaron un máximo de 1.64 millones en 2000, y en general han disminuido desde entonces, totalizando 396,579 en 2018. Los estudios también muestran que una proporción creciente de la población indocumentada ingresó legalmente al país con visas, pero sobrepasó sus expectativas. visas

Además, su reputación está ahora en la línea, y la presión de los conservadores, sus partidarios y los republicanos están llevando a Trump a un frenesí.

Ann Coulter, una comentarista política, ha hecho declaraciones condenatorias sobre las promesas vacías de Trump. “Una presidencia de broma que estafó al pueblo estadounidense con promesas de un muro,” dijo Coulter en diciembre.

Y recientemente, Tomi Lahren, presentadora de Fox News, ha titulado su artículo de opinión, ‘Presidente Trump, NO nos decepcione: construya ese muro.’  

Símbolo de la lucha contra la inmigración, el racismo y el odio, este muro solo funciona para Trump y sus partidarios.

Trump se alejó de un paquete de $20 mil millones en enero de 2018. Eso hubiera permitido que se construyera un muro a cambio del camino a la ciudadanía, pero claro que no le gustaba eso.  

Ahora, en medio de otro posible cierre parcial del gobierno, Trump ha dicho que está listo para pasar por alto al Congreso y utilizar los poderes que le otorgan las leyes y la Constitución de los Estados Unidos para hacer frente a esta emergencia inexistente.

Sin ningún trato bipartidista a su alcance. Trump, es hora de dejar de jugar con el futuro de este país.

Leave a Reply

Your email address will not be published.