Crimen de odio en El Jardín Santuario

Traducido por Karina Ramos Villalobos

“America USA” marcada con letras rojas en la parte superior de una capa de pintura negra cubrió el letrero en El Jardín Santuario el 21 de julio. Ese mismo día Centro del Pueblo organizó una vigilia que comenzaba a las 6 p.m. donde varios miembros de la comunidad mostraron su apoyo.

En una entrevista con el North Coast Journal, el Sargento de Policía de Arcata, Brian Hoffman declaró que este acto de vandalismo puede ser clasificado como un crimen de odio porque el crimen apuntó a un jardín comunitario de inmigrantes indígenas.

“Mi reacción inicial fue enojo,” dijo la voluntaria de El Jardín Santuario, Kathy Zamora. “Yo estaba muy enojada y también estaba muy desconsolada. [Cuando] me desperté y lo vi, inmediatamente manejé allí porque tenía que verlo. Tuve que verlo en persona. Simplemente no lo podía creer”.

Adan Cervantes, maestro jardinero del Jardín Santuario, expresó cómo este acto de vandalismo ha dejado a la comunidad Latinx y a los voluntarios del jardín inseguros de su propia seguridad mientras estén allí.

“Me callo de sorpresa por que vi el color y dije ‘¿de negro? ¿qué es eso?’ Después pase y estaba allí pintado,” dijo Cervantes. 

Esto es más que un letrero

Denise Villalva, voluntaria de El Jardín Santuario, explicó la inspiración que tenía mientras ilustraba el letrero. Su objetivo principal es reflejar la comunidad de migrantes para la que el jardín se esfuerza por proveer un espacio seguro.

“Siempre estoy en conversación, pensando como poder hacer un impacto gráfico en donde podamos unirnos y ser representados, [y] utilizar la gráfica como herramienta de lucha,” dijo Villalva.

La Organizadora Comunitaria del Centro del Pueblo, Karen Villa, agregó que todos los detalles detrás del letrero eran muy intencionales para ser inclusivos durante su discurso en la vigilia.

“Encontrará que hay diferentes idiomas, y ¿cuál es la palabra que decimos en diferentes idiomas? Bienvenido,” dijo Villa. “Porque se trata de un jardín santuario y cuando estamos en este espacio queremos asegurarnos de que nos sentimos seguros”.

Llamada a la acción

Se propusieron varios llamados a la acción para contrarrestar el crimen de odio expuesto en El Jardín Santuario. Los miembros de la comunidad y los voluntarios esperan que la ciudad de Arcata tome medidas para poner fin a estos crímenes de odio. El Centro del Pueblo también organizó una clase de autodefensa el viernes 22 de julio.

“[Espero] mas que nada que tomen cartas al asunto, que no lo vean como ay solo fue unos rayones,” dijo Cervantes. “Esto se tiene que llegar más a fondo”.

Villalva pidió que las personas privilegiadas abran sus espacios a los demás para unir a la comunidad y ofrecer más oportunidades a quienes no tienen acceso.

“Siempre estoy empujando el arte y la cultura. Siempre digo mas mas mas cultura, mas reuniéndonos. Yo propongo que la gente que tienen el privilegio que tienen a los espacios, ábrelos,” dijo Villalva. “¿Por qué no pensamos en los demás? No dejes a nadie atrás.”

Brenda Pérez, directora ejecutiva de Centro del Pueblo, instó a todos los que asistieron a la vigilia a mantenerse fuertes durante la sesión de micrófono abierto. También alentó a los miembros de la comunidad a regresar al jardín como voluntarios.

“No habrá suficiente pintura para cubrir nuestra resistencia,” dijo Pérez. “No habrá suficiente pintura para cubrir nuestra fuerza. No habrá suficiente pintura para cubrir todo el amor que tenemos por este lugar.”

Importancia del Jardín Santuario

El Jardín Santuario se originó en 2020, apenas dos años después de la ordenanza de la ciudad de Arcata 1490 paso, considerando Arcata una ciudad santuario para inmigrantes. El Centro del Pueblo, una organización comunitaria para las poblaciones indígenas inmigrantes, había hecho muchos esfuerzos para que se aprobara la ordenanza de la ciudad. A su vez querían crear un espacio que refleje esa victoria.

“Todo el propósito de llamarlo Jardín Santuario era importante, porque queríamos asegurarnos de que continuáramos ese legado de esa ley en la creación de un espacio y un jardín,” dijo Villa.

El producto de El Jardín Santuario se ha utilizado para enseñar a los voluntarios de dónde viene la comida, mientras que también se alimenta a la comunidad. Cervantes utilizó las papas y hierbas del jardín para preparar un plato para los que asistieron a la vigilia.

“Los estamos invitando a que sean parte de este jardín para que muchas que no conocen quizás la verdura, la fruta, la conocen en lata, que vengan a conocerla,” dijo Cervantes.

El Jardín Santuario ha construido un fuerte sentido de comunidad y unidad para todos los que asistieron a la vigilia el jueves por la noche. Este jardín sirve como segundo hogar para muchos de los voluntarios.

“Las plantas son como mi familia,” dijo Zamora. “Adan lo ha dejado muy claro que todos tenemos una conexión con el suelo, con el agua.”

Para más información sobre El Jardín Santuario siga @jardín_santuario_arcata o @centrodelpueblo en Instagram o buscalos por línea en www.cdpueblo.com. Las horas de voluntariado son los miércoles de 4 p.m. a 6 p.m. y los sábados de 10 a.m. a mediodía.

Leave a Reply

Your email address will not be published.