Comida para el alma: Caldito Verde

Tiempo de preparación: 1-3 horas

Rendimiento: 10 cuartos de galón de sopa

¿Qué nos viene a la mente cuando pensamos en comidas caseras o reconfortantes de la cocina Latina? Probablemente es algo picosito – como el perrito de mi vecino – y con sazón. Cuando yo pienso en comidas caseras o reconfortantes de la cocina Latina, instantáneamente me imagino enchiladas o una gran olla de sopa, ya sea sopa de tortilla, pozole o albóndigas, las sopas son fundamental en nuestra cultura y van más allá de ser reconfortante. Enchiladas verdes son uno de mis platos reconfortantes favoritos de todos los tiempos, aquí mi receta probada y comprobada que perfectamente encaja los dos. Caldillo verde.

Ingredientes

Acompañamientos

  • 2 cucharadas de ajo, picado
  • 5 zanahorias grandes, cortado en cubos
  • 1 racimo de apio, cortado en cubos
  • 2 cebollas grande (blanco o amarillo), cortado en cubos
  • 4 chiles pasilla o poblano
  • 1 lb de pollo, cortado en cubos
  • 1 lata pequeña de chile verdes en cubos
  • 5 papas rojas medianas, cortado en cubos
  • 1 lata grande de salsa de enchilada de chile verde
  • 6 cuartos de galón de caldo de pollo
  • 2 cuartos de galón de agua
  • Comino
  • Ajo granulado
  • Pimentón ahumado o regular
  • Sal
  • Pimienta
  • Oregano

Elaboración

  • Cilantro fresco
  • Limón
  • Queso fresco
  • Totopos
  • Esta receta produce muchas raciones. Yo uso una olla de 10 cuartos de galón, puede que quieras reducir a la mitad los ingredientes según tus recursos y resultado deseado.
  • Encender el horno para asar. Cortar los chiles a la mitad a lo largo y sacar las semillas. Colocarlos en una bandeja para hornear con la piel hacia arriba y frotar con aceite o rociar con aceite en espray. Meter los chiles al horno cerca de la parte superior y observar como burbujean. Una vez que queden carbonizados, sacar los chiles y colocar los en un recipiente y tapar para que terminen de cocinar al vapor, dejar a lado.
  • En la olla, empezar a pochar el mirepoix (zanahorias, apio y cebolla) con un poco de aceite de oliva. Añadir el ajo y todas las especias en porciones de 2 a 4 cucharadas iguales, al gusto.
  • Una vez que el recipiente se sienta fría al tacto, es hora de pelar la piel carbonizada. Esta es probablemente la parte más tediosa del proceso, no te preocupes si no puedes pelarlo completamente. Ya pelados, cortar en cubos y añadir a la olla.
  • Una vez que estén opacas los vegetales, añadir el pollo, la lata de chiles y la salsa de enchiladas. Añadir el caldo de pollo y el agua, dejar hervir y luego bajar la flama y cocinar a fuego lento. Pueda que no necesites añadir toda el agua a la sopa, usar discreción ya que cada olla es diferente. Dejar cocinar a fuego lento por 40 minutos, probar y sazonar al gusto.
  • Mientras la sopa se cocina, cortar en cubos las papas y añadir a la olla después de los 40 minutos, cocinar a fuego lento por 15 minutos más o hasta que estén tiernos las papas. Si este proceso ha llenado tu casa con sabrosos olores asegúrate de dejar tu recipiente enfriarse por hasta 10 minutos, tu lengua no quemada te lo agradecerá. Sirva con cilantro fresco, queso fresco, totopos y con una rodaja de limón, o tres.

Traducido por Mónica Jarquín Marcial

Leave a Reply

Your email address will not be published.