Aclamado poeta Jimmy Santiago Baca hablará en HSU el miércoles 5 de febrero

Traducido por Ulyses Dornates

Jimmy Santiago Baca es un autor, educador, y activista comunitario de fama internacional. Es un hombre que ha vivido a dos extremos de la humanidad, y ahora en los fines de sus años 60 está inflexible en su optimismo sobre un futuro mejor. Baca compartirá su perspectiva con Humboldt como un orador destacado por el mes de Liberación AfroAmericana, y también de parte de la Serie de Escritores Visitantes del departamento de Inglés. 

Abandonado por ambos padres desde los 2 años y viviendo en la calle a los 13, a los 20 años había aterrizado en prisión, como varios de los más vulnerables de la sociedad. Su historia de redención es poesía en sí misma. Mientras quemaba un libro en su celda, reconoció unas palabras sobre las páginas, provocando una ansia para aprender a leer.


El poeta Jimmy Santiago Baca tendrá dos apariciones en Humboldt; North Town Books a las 2 p.m. y en el HSU KBR a las 5 p.m. el 5 de febrero. imagen cortesía de Baca

La Prisión Estatal de Arizona le negó a Baca acceso a sus programas educativos. Sin desmotivarse, Baca se inmerso en cualquier libro que pudo encontrar, consiguiò mentores que lo apoyaron, y encontró su vocación detrás de una máquina de escribir. Con palabras como su ímpetu, Baca empezó un camino de curación que ha beneficiado al mundo a través de su activismo y trabajos publicados.

El entusiasmo de Baca es irresistible, y hace que la conversación con tus hèroes sea cómodo. Esto choca con las realidades violentas que soportó y perpetuò durante su juventud.

“Estoy celebrando ser Raza cada día que me levanto de la cama,” le dijo a El Leñador durante una entrevista telefónica.

Sus esfuerzos constantes para mejorar a su comunidad van desde presentar talleres educativos, manejar su propia biblioteca móvil, y recoger jeringas usadas.

“El no solo habla por hablar, me entiendes? . . . el está muy involucrado con los centros de detención juvenil en Nuevo México y con la gente actualmente y anteriormente encarceladas,” dijo Tony Wallin, miembro fundador del Club de Estudiantes Anteriormente Encarcelados (FISC), quien tuvo un papel importante en traer a Baca para Humboldt.

A Baca le encanta los medio ambientes escolares.

“Yo hubiera ido a la escuela por los próximos 40 años si pudiera pagarlo,” Baca dijo.

A pesar de esto, él rechazó una posición permanente en Yale porque cuando se lo ofrecieron, habia casi “80% de gente que no pueden leer en mi barrio. Yo tengo que regresar ahí y empezar un taller de escribir.” Seguro que educando a los hijos de ricos lejanos se escuchó menos agradable que educando a la gente más vulnerable de su propia comunidad.

Incluso con su pasión por la educación, asistir a la Universidad de Nuevo México fue doloroso para Baca.

“Cuando llegué ahí, me sentí ajeno e intimidado . . . la gente no tiene mis gestos. Ellos no tienen mi forma de hablar, no tienen mi cultura.”

Jimmy Santiago Baca

Quizás estudiantes de color pueden identificarse con este sentimiento, y aunque Baca nos entiende, también nos reta a ver a la humanidad de nuestros compañeros. 

La Profesora Christina Accomando nos contó una historia sobre cuando Baca estuvo en la prisión, y un supremacista blanco le hizo una propuesta de escribirle un poema para el Dia de las Madres. Cuando Baca se la recitó, el hombre respondió “¿cómo sabe un Mexicano lo que hay dentro del corazón de un hombre blanco?”

Baca presentará dos lecturas en Arcata Miércoles, 5 de febrero: uno a las 2 p.m. en North Town Books (957 H St.) y otra de 5-7 p.m. en el cuarto Kate Buchanan de la Universidad de Humboldt.

Vea el documental “A Place to Stand“, sobre Jimmy Santiago Baca en KCET.org

Leave a Reply

Your email address will not be published.