Estudiantes regresan a contar la historia de El Salvador

Dos alumnos de la Universidad Estatal de Humboldt fueron elegidos de 15 personas para embarcar en una delegación de dos semanas para organizar esfuerzos contra la privatización de recursos públicos en El Salvador.

  El Comité en Solidaridad con la Gente de El Salvador (CISPES), un programa basada en Washington D.C. que está en contra de enredos gubernamentales de EE.UU con El Salvador, promociona justicia económica y social para Salvadoreños.

Grecia Alfaro-Ruiz, alumna reciente de HSU, usó sus experiencias en el programa de sociología para organizar esfuerzos para liberar Salvadoreños de la privatización de recursos públicos y otras cuestiones de justicia social. Todos los delegados ron nacidos en El Salvador o tienen familia directa allá.

“Durante la delegación eran todas mujeres, mujeres, que son Salvadoreñas y le dan todo al movimiento,” dijo Alfaro-Ruiz. “Pienso que eso fue muy chido porque son mujeres jóvenes tratando de hacer una diferencia en su país.”

De acuerdo a Alfaro-Ruiz, los delegados se reunieron con grupos que pelean para los derechos LGBTQ y derechos de mujeres, economistas Marxistas, organizadores del movimiento de labor y defensores de agua.

Eric Ayala, el otro alumno reciente de HSU que fue escogido para la delegación, viajó de Los Ángeles para juntarse con Alfaro-Ruiz para un reporte a la comunidad, cual tomó lugar en Founders Hall el 5 de Octubre.

El enfoque principal del reporte fue la privatización de agua por el partido político derechista en El Salvador. Conforme a los delegados, la oligarquía – las familias más ricas de la nación – controla el gobierno y ha racionado cantidades pequeñas de agua para los ciudadanos pobres que aparentemente solo disponible en tiempos aleatorios.

“Básicamente lo que eso significa es que la gente más pobre, la gente indígena, la gente que es más marginalizada en El Salvador, va a ser afectada por la privatización de agua porque ellos tienen los medios para pagar por algo como agua,” dijo Alfaro-Ruiz.  

La historia que Ayala y Alfaro-Ruiz compartieron con la comunidad de HSU es una de pocas que apunta el enfoque sobre El Salvador.

“Yo pienso que es importante reconocer que mi gente es fuerte,” dijo Alfaro-Ruiz. “Allá están luchando.”

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.