¡Un caldo para el frio!

Traducido por Vanessa Flores

En las temporadas de clima frío, nada me trae más consuelo que una gran olla de caldo hirviendo en la estufa.

Creciendo, la sopa era un alimento básico semanal. Las albóndigas sobrantes siempre estaban en la refrigeradora, y el menudo y las tortillas eran mi parte favorita de los domingos por la mañana.

Sin embargo, cuando la temperatura comenzó a bajar, adquirió una nueva importancia. La cocción de sopas en la estufa agrega calidez y comodidad a la casa, mientras que los platos calientes nos calentaban a todos de adentro hacia afuera.

Ahora, como adulta vegana, he llevado este amor por la sopa conmigo a mi propia casa, pero mi dieta significa que hago las cosas de manera un poco diferente. De todas las adaptaciones a las sopas tradicionalmente no veganas que he hecho, mi favorito es el pozole verde.

El pozole es un plato tradicional mexicano que con menudo se sirve durante las días festivos y otras celebraciones. Según la revista Saveur, su origen puede ser trazada atrás a festivales religiosos indígenas, mucho más antes que la colonización española. Diferentes variaciones del pozole se han formado sobre el tiempo, y el verde es solo una de ellas. 

Esta receta es fuerte, picante, y súper abundante. Mis amigos veganos y no veganos les encanta, entonces definitivamente es un plato que satisface muchos. Es muy simple de seguir y toma aproximadamente una hora y medio para hacer. Buen provecho!

Pozole Vegano Verde

Prep: 25 min. | Cocina: 1 hr. | Sivre approx. 4

ingredientes:
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 6 tomatillos, sin cáscara, enjuagados y cortados en cuartos
  • 3 ajos
  • 1 cebolla amarilla grande (8 a 10 onzas), picada
  • 1 chile jalapeño, cortado por la mitad sin semillas
  • 1/2 taza de hojas de cilantro picadas
  • 1 a 1 1/2 cucharaditas de sal kosher
  • 2 1/2 a 3 tazas de caldo de verduras
  • (Opcional) Pollo falso, (me gusta la marca Gardein)
  • Dos latas de maíz molido de 15 onzas (posole o pozole), escurrida y enjuagada
  • Rábanos en rodajas finas, aguacate en rodajas, cilantro picado, rodajas de limón, y repollo picado
Direcciones:
  1. En una olla grande a fuego medio-alto, agregue los tomatillos, el ajo, la cebolla y el jalapeño, junto con una cucharada de aceite vegetal y una pizca de sal. Deja que se cocine durante 10-15 minutos, manejando intermitentemente hasta que todo esté ligeramente carbonizado / caramelizado y tierno.
  2. Ponga las verduras carbonizadas en una licuadora junto con 1/4 taza de cilantro picado y 1 cucharadita de sal y mezcle hasta obtener la consistencia deseada: gruesa o suave.
  3. A fuego mediano, agregue las verduras mezcladas y una cucharada de aceite a su olla y cocine a fuego lento, revolviendo con frecuencia durante 5 a 7 minutos hasta que espese. Hervir
  4. a fuego lento y luego agregue las 1 1/2 tazas restantes de caldo, pollo falso y cantidad deseada de maíz molida. Cúbrelo parcialmente y déjelo hervir a fuego lento durante 20 minutos.
  5. Agregue el 1/4 de taza restante de cilantro picado. Pruebe y agregue más sal si lo desea. Si desea que su pozole sea más delgado, agregue más caldo. Déjalo enfriar y sírvelo con los rábanos en rodajas finas, el cilantro, las rodajas de aguacate, repollo y el jugo de lima.

¡Disfruta!

Leave a Reply

Your email address will not be published.